¿Cómo es un líder del siglo XXI?

Algunos comportamientos que caracterizan a un líder del siglo XXI. ¿Te identificas con alguno?

 

Si bien varios autores y hasta diccionarios han tratado definir la palabra líder, lo cierto es que todos coinciden en una cosa: Se trata de alguien que no solo encabeza y dirige un grupo o movimiento, sino que también influye en él para lograr un objetivo en específico.

En el ámbito empresarial resulta imprescindible la presencia no de uno, sino de varios líderes que guíen y motiven a toda clase de equipos a cumplir sus objetivos.

¿Estás a cargo de un área? ¿Contabilidad, tesorería, facturación, cobranza, administración, nómina? Entonces es un hecho que tu equipo necesita un líder. A continuación, algunos comportamientos característicos de un buen líder en siglo XXI. ¿Te identificas con alguno?

 

Establece objetivos

Es vital que un líder conozca, defina y comparta los objetivos que su equipo debe lograr. No basta con que enliste una serie de “deseos” que quiere que sus colaboradores cumplan. Algo que caracteriza a los buenos líderes es que establecen objetivos claros, medibles y con fechas de caducidad.

 

Sabe delegar

En ocasiones la carga de trabajo de un líder se torna tan grande, que es necesario delegarla. Un buen líder no desconfía de sus colaboradores, ni opta por hacer todo él mismo sabiendo que tanta acumulación de trabajo puede hacerlo colapsar. Un buen líder sabe en qué persona de su equipo apoyarse.

 

Reconoce a los demás

El reconocimiento es uno de los mejores alicientes para los empleados de una organización. Un líder del siglo XXI no roba créditos de otros, al contrario, felicita los méritos de su equipo para que sigan creciendo.

 

Da y busca retroalimentación

Los errores suceden. Lo importante es que el líder ni se quede callado ante el problema, ni reprenda de manera grosera al responsable. Un buen líder conoce la retroalimentación constructiva, por eso no solo la da, sino también busca que sus colaboradores hablen con él o ella cuando no se sienten cómodos con alguna situación.

 

Es innovador

No innovar es no avanzar. Los buenos líderes saben esto, por eso buscan mantenerse actualizados con los cambios de su industria. También le facilitan las tareas a sus equipos haciendo que se adapten a nuevas tecnologías enfocadas en su ámbito.

 

Es inteligente emocionalmente

Antes los líderes eran más analíticos, pero ahora, los líderes del siglo XXI escuchan su parte emocional y la de su equipo. Practican valores como la empatía, la resiliencia, la paciencia y la tolerancia.

¿Qué opinas sobre estos comportamientos del siglo XXI? ¿Te sientes identificado con alguno? ¿Crees que faltó otro? Comparte este artículo en redes sociales y dinos tu opinión.

Suscríbete a nuestro boletín

Déjanos tu correo electrónico y descubre los beneficios de contar con un sistema digital
para la administración y contabilidad de tu empresa.

Grupo Administrategia Administrategia VLH RHS Latam Arrendamiento Puro AFC Cardumen MeteorIT